¿Qué es?
El tofu es un alimento milenario 100% vegetal de origen Oriental, de color blanco y de una textura firme similar a la del queso fresco.

La palabra tofu proviene del término japonés tōfu (豆腐), que tiene su origen en la palabra china dòufu (豆腐 o 荳腐), compuesta por las palabras haba (豆) + fermentada (腐). Esto se debe al método de elaboración del tofu, que se obtiene tras prensar la cuajada de leche de soja para retirarle el suero, a la que previamente se le ha añadido un coagulante. Debido a la similitud con la técnica de preparación del queso tradicional de Occidente, el tofu también es conocido como “queso de soja”.

Desde hace siglos es uno de los alimentos básicos en las dietas orientales, pero aún no es demasiado conocido ni aceptado por la cultura occidental. Esto está cambiando gracias a que cada vez son más conocidos sus múltiples beneficios para la salud y virtudes alimenticias.

Su gran contenido protéico y su carencia de colesterol hacen que sea un alimento idóneo como sustituto de la carne, muy recomendable en dietas vegetarianas. Se caracteriza por absorber sabores (solo, puede resultar insípido) y se pueden cocinar todo tipo de platos a base de tofu; desde sopas y ensaladas típicas de la gastronomía oriental hasta hamburguesas, salchichas y embutidos vegetales.